"Baños Roma" de Teatro Línea de Sombra

Por Adriana Segovia en Teatro
Tuesday, 26 March 2013 04:48

Entro al Teatro El Milagro y puedo advertir que la obra ha iniciado. Aunque muchos aún no han tomado asiento, al fondo del escenario se encuentra Malcom Vargas pintando de blanco, con un rodillo, una pared negra. A pesar de que no hay una acción dramática evidente, se puede ver en el piso un monitor que cuenta de reversa la duración de un round. Los espectadores siguen tomando sus lugares cuando Alejandra Antígona, actriz de la compañía comienza su monólogo (o bien, su diálogo con el espectador). Ahora sí queda más que claro que la función ha comenzado.

Teatro Línea de Sombra nos presenta su última puesta en escena “Baños Roma”, donde Julio Cortázar y Javier Solís conviven con Los Centauros del Olimpo. A través de las experiencias derivadas del proyecto de remodelación de los Baños Roma en Ciudad Juárez, cada miembro de la agrupación nos habla mediante la exploración de su propio lenguaje de su vivencia en este proceso. La resignificación del objeto juega un papel fundamental en este montaje, así como el uso de la imagen (a través del video, la animación, la cámara y la proyección), la fisicalidad de los actores, la musicalización y ambientación sonora.

En este proyecto, Teatro Línea de Sombra le apuesta a la complejidad de lo simple. Nos presenta todo lo que hay en escena, sin trucos ni pretensiones. No hay afore ni trucos bajo la manga, tan sólo el oficio escénico, el cual se hace evidente a la menor provocación. “Baños Roma” nos narra todo lo que conllevó el proceso y reproduce sensorialmente la experiencia de cada intérprete. En el desarrollo de la obra, surgen un sinfín de elementos que demuestran que el trabajo de remodelación del lugar ha llevado a los intérpretes a un lugar que toca el plano de las emociones, el de las sensaciones: el plano vivencial.

El contexto de Ciudad Juárez es más que conocido: una ciudad fronteriza con altos índices delictivos, en concreto, de feminicidios y violencia de género. En términos del teatro clásico se juega con la tragicomedia: nos presenta la crudeza del entorno, nos hace reír de la desgracia cotidiana, y de la violencia estructural normalizada, sin caer, en ningún momento, en la banalización ni en la trivialidad.

Se logra una convención, un diálogo, una identificación del espectador con los elementos expuestos por los intérpretes. A través de la proyección de la imagen, la musicalización y la ambientación sonora, Teatro Línea de Sombra logra recrear a la perfección las calles y los bares de Ciudad Juárez, llevando de la mano al espectador por lugares en los que posiblemente nunca ha estado. Existen algunos momentos en los que la obra tiene un descenso en el ritmo y comienza a cansar levemente al espectador, aunque, magistralmente, llegan los Centauros del Olimpo al rescate y entonces esta percepción se diluye poco a poco.

Ningún elemento está de más. Todos son utilizados y explorados en sus diferentes posibilidades. Más allá de que la compañía optara por representar al boxeador, Teatro Línea de Sombra le apuesta a la transmisión vivencial y sensorial del proceso. No en vano, al terminar la obra, mucha gente acostumbrada al teatro clásico se va con la impresión de que “no hubo actuación, sino narración”. En mi caso, me quedo contenta, pues me han hecho partícipe de lo que ha sucedido allá en Ciudad Juárez y me han regresado a mi entorno, sin darme cuenta. Yo, como espectadora, agradezco enormemente la no simulación. Personalmente prefiero la acción a la representación.

“Baños Roma” es un punto clave en el teatro contemporáneo. Independientemente de los gustos personales, es una opción en cartelera que recomiendo ampliamente pues ofrece un teatro para muchos desconocido que bien puede resultar sumamente enriquecedor como experiencia estética. Cabe señalar que actualmente, Teatro Línea de Sombra no cuenta con ningún apoyo de ninguna institución gubernamental, lo cual, en ningún momento afecta al resultado. “Baños Roma” se presenta jueves, viernes y sábado hasta el 28 de abril en el Teatro El Milagro, ubicado en la calle de Milán 24 en la colonia Juárez.

1 comentario

  • Escrito por : Manuel Laguna | Saturday, 30 March 2013 01:29

    Vi el ensayo general con público y no solo me interesó mucho la obra sino que me parece que tiene mucho de esfuerzo social, por rescate de un entorno y me hizo recordar, nada más y nada menos que a Brecht'

Deja un comentario:

Asegúrate de llenar todos los campos , el código HTML no está habilitado

home