El público como material de escritura: Alonzo King Lines Ballet

Por Fluir en Mundo
Saturday, 25 July 2015 00:00

 

En 1980, una bailarina, coreógrafa y visionaria mujer creó ―y a su vez entregó como un patrimonio nacional―, el primer festival de danza contemporánea en Latinoamérica, mismo que llevaría su nombre: Lila López.

En 1961, el INBA la contrató para ir a San Luis a dar un taller de danza por tres meses. Esos tres meses se convirtieron en una vida, pues tres años después ya había fundado el Ballet Provincial de San Luis. Junto a su esposo, el pintor Raúl Gamboa Patrón, crearon instituciones que siguen vigentes, lo que los hace una de las parejas más importantes, no sólo para la sociedad potosina, sino nacional.

El impulso y la visión de Lila López hicieron de éste, el festival de danza más importante (y ahora longevo) en el país, pues Lila se reveló no sólo como bailarina y coreógrafa, sino como gestora y promotora cultural. La consolidación del festival bajo su mando se puede explicar, en parte, con esta cita: “Yo estaré presente, hoy y siempre, en espíritu en este maravilloso festival, muy nuestro, muy de ustedes, muy de los potosinos”. El festival a lo largo de su vida ha tenido altibajos; sin embargo, afortunadamente se han retomado acciones positivas como abrir la programación del festival a compañías locales. Ojalá este festival sirva para cohesionar a la comunidad local.

Y ahora, 35 años después, se inauguró una edición más del Festival Internacional de Danza Contemporánea Lila López. Adentro, el teatro repleto; en el presídium y para hacer la inauguración formal: Xavier Alejandro Torres Arpi, secretario de Cultura de San Luis Potosí; la Mtra. Carmen Alvarado, directora del Ballet Provincial del Instituto Potosino de Bellas Artes; Raúl Gamboa López, hijo de la Mtra. Lila López; Alonzo King, director y coreógrafo de Lines Ballet; el Mtro. Arturo Castillo Jiménez, director general de Festivales Internacionales de SLP y Mireya Bernal, directora de Vinculación Artística y Cultural. En la inauguración, Castillo destacó el apoyo al Colectivo Lila López, que se ha presentado en países como Corea y Colombia.

Afortunada o desafortunadamente, el teatro estuvo muy lleno y mucha gente se quedó fuera, incluida gente del mismo gremio, lo que es una lástima. Adentro, mucha expectativa, mucha selfie y mucha foto, lo que nos habla del acontecimiento que es el festival, aunque se corra el riesgo de que la danza no sea un acto social, sino de sociales. Pero se entendía la convocatoria, pues por primera vez visitaba México la Alonzo King Lines Ballet, cuyo coreógrafo es considerado visionario, pues está alterando la manera en que vemos el ballet. King llama a sus obras “estructuras de pensamiento” creadas por la manipulación de las energías que existen en la materia a través de leyes que rigen las formas y direcciones de movimiento de todo lo que existe. Les dejamos este video que resume muy bien la postura estética y moral de Alonzo King, un video que no pueden dejar de ver:

 

La escencia de Alonzo King en el Lila López. #VibraLila

Posted by Festival internacional de danza Lila López on Miércoles, 22 de julio de 2015

Un día antes, en la rueda de prensa, el coreógrafo declaró que su intención central es “borrar, aunque sea por un momento, el sufrimiento y el dolor, dar al espectador una sensación de belleza, de estética, el lado bello de lo humano y de lo que lo rodea, el objetivo en sí es que al salir del teatro, las personas se vayan con algo positivo en sus mentes”. Con tal objetivo llegó la tercera llamada. La primera obra que se presentó fue Concerto For Two Violins con música de Bach. Esta propuesta tiene como eje la forma, correspondida con la música y el acompañamiento en la abstracción de estos lenguajes. La persona dando cuerpo a una nota musical. La compañía o el conjunto de personas siendo la obra musical en trazos, líneas, figuras, sentimientos, en todas las tonalidades que da el compositor reflejadas no sólo en el movimiento sino en las tonalidades mismas de los cuerpos en escena.  Men´s  quintet fue la pieza que siguió. Como su nombre lo dice, vimos a cinco hombres en escena, quizá esclavos. Aquí vimos menos figuras y geometrías, menos abstracción para entrar más en el terreno sentimental. De la pieza destaco el equilibrio en el tratamiento del tema. No se percibe una idea clásica del hombre. Se pensaría en una obra muy viril, con mucha testostrona; sin embargo, King no nos presenta al hombre clásico: héroe, al frente de grandes ejércitos, compitiendo… sino a un hombre más humanizado, más conectado con sus sentimientos, que puede usar ropa femenina sin perder su masculinidad. Todo esto sin caer en lo cursi o en la feminización de los personajes. Son hombres, fuertes, potentes, pero también vulnerables. Ese equilibrio es notable, además de las interpretaciones. Por último Writing ground, obra comisionada para el Ballet de Montecarlo, una pieza muy telúrica, con un enorme caudal expresivo. Basada en poemas de Colum McCann, quien entregó el texto a Alonzo King que, a su vez, se encargó de trasladarlo al lenguaje corporal, la pieza no traiciona a la poesía. Desafortunadamente desconozco el texto del poeta; sin embargo, podemos ver una obra muy bella visualmente, un poema danzado de largo aliento, que nos hace ver y entender ese punto en el que no tenemos diferencias con ese otro, aunque haya nacido en una cultura distinta o tenga un color de piel diferente. Las culturas,  alegrías y desgracias de los pueblos, los pueblos mismos en su totalidad venimos de un mismo origen: la tierra. King va tejiendo distintas tradiciones en su obra. Escuchamos música cristiana, musulmana, tibetana, judía… 14 piezas musicales sacras de distintos orígenes y 14 danzas para tejer este todo que es el uno. Ya la música bastaría para describir esa atmósfera que se va generando en el desarrollo de la obra, pero la calidad de los intérpretes hace su propio discurso y potencia lo que el público va sintiendo. Al final, no sabes si estás triste o alegre o melancólico. Lo cierto es que algo pasa, varias fibras se mueven con esta obra que también termina utilizándonos como material de escritura.

Una gran ovación para cerrar este primer día del Festival Lila López.

 

 GALERÍA COMPLETA

Alonzo King Lines Ballet-Lila Lopez

 

 Y como regalo, un fragmento de Writing ground

Writing Ground - Alonzo King LINES Ballet (Extraits) from Le Trait d'Union on Vimeo.

Chorégraphie Alonzo King
Décors et Costumes Robert Rosenwasser
Lumières Axel Morgenthaler
En collaboration avec Colum McCann
Commande du Monaco Dance Forum, première en 2010
Reprise pour Alonzo King LINES Ballet en 2013 – Durée 44 min

 

 

Deja un comentario:

Asegúrate de llenar todos los campos , el código HTML no está habilitado

home