Alonzo King LINES Ballet en Bellas Artes

Por Jonathan Maldonado en Mundo
Wednesday, 29 July 2015 00:00

El Palacio de Bellas Artes, no conforme con tener en sus salas a dos gigantes del renacimiento: Leonardo y Miguel Ángel, levantó el telón para recibir con lleno total a Alonzo King LINES Ballet, prestigiada compañía de ballet neoclásico proveniente de San Francisco con más de treinta años de trayectoria. Nos ofreció un programa que consta de tres obras: Concierto para dos violines, Quinteto para hombres  y Terrenos de escritura. 

El programa lo abrió Concierto para dos violines. La música es una composición de Bach del mismo nombre, pieza musical que George Balanchine utilizó en 1941, lo que nos permite ver con quienes dialoga creativamente King. Este antecedente nos obliga a volver la mirada al pasado y consultar la pieza de Balanchine. King no sólo retoma la música, también integra elementos de composición de la obra realizada en los años cuarenta, como asignar dos bailarines para interpretar el trabajo de los violines solistas en el concierto de Bach, las cadenas que forman los bailarines con los brazos y el trabajo en dueto durante el segundo movimiento del concierto son también tema de Balanchine. El espectador se encuentra ante una coreografía elaborada y limpia que un elenco conformado por diez bailarines se encarga de llevar a la vida a través de un talento técnico impecable que refleja la estética corporal que King ha desarrollado. Es altamente significativo poder comparar una obra reciente con un trabajo que se elaboró hace 74 años y que sigue resonando hasta nuestros días, Alonzo King reformula el ballet buscando responder al público y bailarines de hoy con una obra a la altura de su época. 

Antes del intermedio realizaron Quinteto para hombres, obra en la que los varones de la compañía abordan el escenario con una alta sensibilidad, intercalando su participación en duetos, tríos y todos juntos. Invitándonos a ser parte de una comunión emocional y espiritual que se buscó a lo largo del programa, pero que sólo en el quinteto pudo cristalizarse en su totalidad. Consiguió una emotiva ovación del público.

Finalmente llegó Terrenos de Escritura, una coreografía que a lo largo de catorce secciones, busca su cohesión en una selección de música de distintas tradiciones espirituales, en las que Jordi Savall es el compositor más citado. Es posible apreciar las líneas largas de los bailarines y de la elaborada composición coreográfica, que por efecto de meditación y oficio nos llevaron a una experiencia con destellos embriagadores. Se trata de una alta aspiración espiritual que exige de los bailarines una enorme capacidad interpretativa y proyección emocional, quienes sin perder su alta calidad técnica, por momentos son rebasados por la demanda de alcanzar algo “más allá”. Esto provoca que la obra se torne plana y sea más una colección de diversas coreografías cortas acomodadas en orden. No se alcanza a cristalizar la búsqueda e indagación espiritual que King propone; sin embargo, estamos siempre ante la condición humana, ante el fruto de un esfuerzo por crear danza de calidad internacional e imágenes corporales cautivadoras.

Alonzo King LINES Ballet se presenta por primera vez en México dejando al público  emocionado y satisfecho. Además de poder ver al director de la compañía caminando por la sala y al final de la función tomándose fotos con su público en la entrada del Palacio de Bellas Artes, una grata actitud para quienes amamos la danza.        

  

Deja un comentario:

Asegúrate de llenar todos los campos , el código HTML no está habilitado

home